+54 9 11 3366-2299 [email protected]
Seleccionar página

Servicios

Nuestro estudio jurídico ofrece una defensa penal integral, es decir, un acompañamiento a nuestro o nuestra cliente durante todas las etapas del proceso penal, a saber, durante la instrucción, en el juicio penal propiamente dicho -juicio oral y público- y en la etapa de la ejecución de la pena.

Asimismo ofrecemos nuestro patrocinio letrado y asesoramiento jurídico a personas físicas y jurídicas a fin de que realicen sus negocios jurídicos con la mayor seguridad posible.

Asesoramiento

Somos un estudio jurídico especializado en el derecho penal y en los sistemas penales existentes en las diversas jurisdicciones de la Nación, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires. Esto nos favorece al momento de brindar recomendaciones y soluciones a personas humanas y jurídicas en sus variados negocios jurídicos, que pueden ser de índole civil, comercial, administrativa, familiar, etcétera.

Instrucción del proceso penal

La instrucción es la parte del proceso penal que se extiende desde su inicio –desde que el órgano acusador empieza a investigar un hecho- hasta el momento en que se dicte el archivo de las actuaciones sin haberse realizado un juicio propiamente dicho o bien se dicte el auto de elevación a juicio de la causa.
A continuación señalaremos algunas contingencias habituales dentro de la etapa de instrucción de una causa penal: Imputación penal – Declaración del imputado – Exención o eximición de prisión – Aprehensión, arresto, detención y prisión preventiva – Excarcelación – Ofrecimiento de prueba – Sobreseimiento – Excepciones – Resoluciones alternativas del conflicto – Suspensión del proceso a prueba.

Juicio penal

El juicio penal propiamente dicho consiste en una audiencia oral y pública en el que interviene el órgano juzgador –jueces o jurado de enjuiciamiento-, el órgano acusador –fiscal y, eventualmente, querella/particular damnificado- y la persona imputada junto a su defensa técnica –defensor de confianza o defensor público-.
Esta es la etapa esencial del proceso penal en la que las partes del proceso más el órgano juzgador presenciará la producción de la prueba de las partes y el control de aquella, así como el debate acerca de los hechos ocurridos y el derecho a aplicarse.
En esta etapa de juicio se sitúa asimismo el derecho del imputado a que otro tribunal revise la eventual sentencia condenatoria. Es el denominado derecho al doble conforme: Para que una sentencia penal condenatoria quede firme y goce de la calidad de cosa juzgada, al imputado se le tiene que garantizar su derecho a que otro tribunal confirme o revoque la sentencia condenatoria.

Ejecución de la pena

Esta etapa sólo existirá si la persona fue condenada en un juicio penal pues si la persona fue sobreseída o absuelta, naturalmente no habrá pena que ejecutar.
Durante la ejecución de la pena puede haber muchas contingencias que afecten o tengan una importancia significativa para la persona condenada y de las personas a ella allegadas, como lo son: Lugar de cumplimiento de una pena de prisión – Traslados – Visitas – Atención médica – Progresividad en el cumplimiento de la pena – Calificación de conducta y concepto – Sanciones – Trabajo – Educación – Salidas transitorias – Libertad condicional – Malos tratos.
Es común que el defensor de la persona condenada procure que se le aplique debidamente el régimen de progresividad en el cumplimiento de la pena, que obtenga el tratamiento médico necesario, que se la ubique en un lugar cercano a sus allegados para posibilitar las visitas de estos, que no sea víctima de malos tratos, etcétera.

Trabajemos juntos